jueves, 9 de febrero de 2012

¿Cómo hacer para perdonar...



¿Cómo hacer para perdonar lo que no se tiene que perdonar, aunque suene muy a Arjona?
Eso que apuñala mi sueño y le da vida a mi insomnio es lo que un día elevó mis pasos y me llevó por Lo Sublime. No hay nada que perdonar, aunque la redención sea el fin de todo. Te devolvería las lluvias en cartones de chocolates y los chocolates en lluvias. Te entregaría un Cosmos perfecto para vos y nadie más, y te saludaría hasta dentro de mucho, mucho tiempo. Mi redención personal y para con vos sería entregarte La Felicidad y desaparecer.
Sabés que mi amor tiene el aroma de la lluvia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario